Boletín 56, julio 2016

EDITORIAL

Los datos de distintas ciudades de tamaño medio del país muestran indicios de congestión vial en algunos períodos. Las causas de ese problema son diversas y tienen relación sin duda con el aumento de vehículos motorizados, pero también en la falta de una red vial suficientemente densa que evite la excesiva concentración de los flujos en ciertas vías e intersecciones.  Resolver esa situación requiere inversiones de mediano y largo plazo asociadas al crecimiento urbano de las ciudades. Mientras tanto las intersecciones críticas pueden ser gestionadas con una buena programación de semáforos.  En el país existe una amplia experiencia en la materia, con sólidos fundamentos metodológicos generados en los años 80 y que siguen uso hasta hoy.  Ver más…

Agregar un comentario