Juan Antonio Carrasco – San Pedro de la Paz y Coronel concentran traslados de habitantes desde otras zonas

Texto y Foto: Diario El Sur, Concepción, 06.04.2021

Gloria Hutt, Leonardo Basso – Parque de autos se acelera y rozará los 5,5 millones de unidades este año

Fuente y fotos: El Mercurio, marzo 17, 2021

Ricardo Hurtubia – Ciclistas deben bajarse de la bicicleta en un paso de peatones: acá le explicamos por qué

Fuente y foto: Las Últimas Noticias

Ricardo Hurtubia – El 82% de bicicletas y otros ciclos siente inseguridad circulando por Santiago

Fuente y fotos: El Mercurio

Juan Carlos Herrera, Francisco Fresard – Los desafíos sanitarios que trae el regreso de las aglomeraciones en horas punta en el transporte público

Fuente y fotos: El Mercurio

Juan Carlos Muñoz, Ricardo Hurtubia – Gobernanza metropolitana para el ciclismo urbano

Centro de Desarrollo Urbano Sustentable PUC

Es paradojal que, en Santiago, a pesar de la carencia de infraestructura ciclovial de calidad, el modo de transporte que crece a una tasa más rápida es la bicicleta. Esto permite imaginar que, si tuviéramos infraestructura adecuada, nuestra ciudad podría acoger muchos más viajes en este importante modo.

Esto contrasta con algunas ciudades del mundo que han puesto la bicicleta en el centro de sus políticas de movilidad urbana para afrontar, entre otros desafíos, al cambio climático. Londres pretende multiplicar el número de viajes en bicicleta por diez y, para lograr eso, añadirá 450 kilómetros a su ya extensa red de ciclovías para 2024. En París se observa que un 60% de los numerosos nuevos viajes los realizan personas (principalmente mujeres) que comenzaron a usar la bicicleta en los últimos meses, gracias a la extensa red de ciclovías de emergencia que se implementó.

Promover la bicicleta ha mostrado ser una respuesta atractiva para esta pandemia, y para muchas otras crisis. La congestión, la contaminación, la obesidad, el ruido, la disponibilidad de espacio público. Para el cambio climático es claro que no basta con un simple cambio tecnológico que reemplace motores a combustión por motores eléctricos. Requerimos modificar también los patrones de movilidad de nuestras ciudades, reduciendo la dependencia del auto y aumentando el uso del transporte público, la caminata y la bicicleta.

En Chile, si bien el discurso de las autoridades en los últimos años ha ido en la dirección correcta, carecemos de una gobernanza que permita convertir ese discurso en acción. La nueva infraestructura se deja en responsabilidad de los municipios, lo que ignora que el transporte debe abordarse con lógica metropolitana pues la mayoría de los viajes unen distintas comunas. Además, se exacerban las desigualdades territoriales donde municipios de altos ingresos avanzan en la dirección de París y Londres mientras el resto a duras penas ajusta su red vial.

Los exitosos ejemplos internacionales mencionados anteriormente tienen en común algo que no es posible (aún) en nuestras ciudades: instituciones a cargo del transporte urbano (en todos sus modos) con atribuciones fuertes y capacidad de planificación real en los territorios metropolitanos a su cargo. Una gobernanza que garantice también la acción coordinada respecto de otros aspectos claves como el uso de suelo, áreas verdes, aguas, etc.

La figura del gobierno metropolitano (con elecciones en abril próximo) se acerca tímidamente al esquema de gobernanza requerido, pero está lejos aún de tener las atribuciones necesarias. Incluso si el futuro gobernador(a) ambicionara una ciudad menos dependiente del auto y más pedaleable, carecerá de las herramientas necesarias para su ejecución. Este periodo eleccionario ofrece un momento oportuno para discutir la urgente necesidad de proveerlas.

Fuente y foto: La Tercera

Juan Antonio Carrasco, Sebastián Astroza – Proponen vías exclusivas, segregación de viajes y más subsidio para lograr el metro de distancia en buses

Fuente y foto: Diario El Sur de Concepción

Sebastián Astroza – Proponen plan para cumplir el distanciamiento físico en el transporte público del BioBío

Fuente y foto: Soy Concepción, enero 11, 2021

Juan Antonio Carrasco – Proyectan ampliar en 8 kms. red de ciclovías en el Gran Concepción

Fuente y foto: Diario El Sur, Concepción, 04 enero 2021

Rodrigo Fernández – Transporte urbano post pandemia


SEÑOR DIRECTOR
En la realidad post pandemia es de imaginar que la forma de viajar por la ciudad cambiará. Datos previos mostraban que en Santiago entre 7:30 y 9:00 el 29% de los viajes se hacían en automóvil, un 27% en transporte público y un 4% en bicicleta. Hoy se pronostica que, por el temor al contagio, el uso del automóvil aumentará y el del transporte público disminuirá. También hay indicios de que habrá más viajes en bicicleta. El teletrabajo y la docencia online tendrán sus propias consecuencias. Opiniones de empleadores y trabajadores indican que un tercio mantendrá alguna forma de teletrabajo. No hay claridad sobre qué pasará con la docencia online, pero no es aventurado decir que se intensificará.
Sin embargo, el efecto de esta modificación de comportamiento aún no está cuantificado, pudiendo aumentar la congestión en el transporte, a no ser que haya coordinación entre todos los actores. Por ejemplo, para evitar el hacinamiento en el transporte público y la congestión vial, tanto el teletrabajo como las clases online tendrían que efectuarse en las horas punta, repartiendo las actividades presenciales fuera de esos horarios. Pero si empresas y centros educacionales planifican estas actividades en forma individual y la gestión del transporte no se adapta a las nuevas condiciones, los efectos sobre la congestión serán severos.
Así como se ha velado como sociedad por la seguridad sanitaria, igualmente será necesario hacerlo para no empeorar el transporte urbano post pandemia.


Rodrigo Fernández A.
PhD in Transport, U. London

Fuente: La Tercera, 04 enero 2021