Boletín 59, octubre 2016

EDITORIAL

El uso de datos masivos para mejorar el funcionamiento de los sistemas de transporte es un área de investigación y aplicación de gran importancia actualmente y afortunadamente tenemos buenos ejemplos en el país.

La identificación de los paraderos de Transantiago en los que resultaba más provechoso mejorar su iluminación, la estimación de matrices de viaje en transporte público y la generación de datos de flujos de buses y tiempo de detención en paraderos para programar mejor los semáforos usando los datos de la tarjeta Bip! y los GPS de buses de Transantiago; y la estimación de modelos para predecir en línea la ocurrencia de accidentes de tránsito en autopistas urbanas con los datos de los pórticos de telepeaje, son algunos ejemplos de las aplicaciones desarrolladas en los últimos años en Chile.

Las nuevas generaciones de ingenieros en transporte deben estar preparados para trabajar con este tipo de información masiva para que podamos aprovechar bien todas las oportunidades que surgen al tener acceso a datos tan valiosos que se recogen diariamente de forma automática.

Mauro Huenupi A.

Editor

Agregar un comentario