La Sociedad Chilena de Ingeniería de Transporte en el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, en conjunto con Mauro Huenupi, Oct 2015

 

En los últimos años la Sociedad se ha ido involucrando progresivamente a la discusión pública sobre asuntos relacionados con el transporte a través de diferentes vías: participación en comisiones y consejos, elaboración de notas técnicas, generación de otros documentos, presentaciones al Congreso y otras.

En particular, la Sociedad participó activamente en la elaboración de la Política Nacional de Desarrollo Urbano (PNDU) durante la administración anterior y que fue promulgada en este gobierno, junto con la conformación del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU), del cual formamos parte.

El CNDU ha estado sesionado desde mayo de 2014 y, apoyado en su Secretaría Técnica, ha estado trabajando en varios frentes mediante grupos de trabajo en que participan los consejeros y sus delegados. En dos de ellos participan delegados de la Sochitran y ya se encuentran en etapa de definiciones finales para presentar primero al Consejo ampliado y, luego, a la Presidenta de la República.

Planificación Urbana Integrada

El grupo de planificación urbana integrada ha estado trabajando por cerca de un año y medio y, a la fecha, posee un borrador denominado “Hacia un modelo de planificación urbana integrada”, el cual logra presenta un diagnóstico de la planificación actual y propone un nuevo marco general. Este marco reconoce distintas escalas de ciudades (Metropolitana, Intermedia y Pueblo/Localidad) y, para cada una de ellas, define un Plan de Ciudad que a su vez comprende una Visión de Ciudad, un Plan Director y distintos planes operativos (Plan de Gestión, Plan Regulador y Plan de Inversiones.

Se trata de una mirada de largo plazo y es ambiciosa, pues impone cambios importantes y profundos respecto de los instrumentos de planificación territorial vigentes y que tiene impactos relevantes sobre la institucionalidad requerida para dar soporte a su administración. Y sin embargo, la transversalidad de los integrantes del CNDU permite tener esperanza en que la visión que se acuerde tenga viabilidad de ser ejecutada, pues sin duda requerirá de un plazo que involucrará a varias administraciones.

El borrador del documento puede ser descargado desde aquí y los socios que se interesen en la materia pueden enviar sus comentarios para ser considerados en la opinión que Sochitran dará sobre el documento.

Nueva Institucionalidad para la Gobernanza Urbana

La PNDU plantea como uno de sus objetivos fundamentales la redefinición de la institucionalidad pública que tiene que ver con diferentes dimensiones del desarrollo sostenible de las ciudades de Chile, que hoy se expresan en intervenciones dispersas, fragmentadas y descoordinadas.

La PNDU señala que la escala regional será de competencia del gobierno regional, que tendrá atribuciones sobre la planificación y gestión territorial y sobre las intervenciones y proyectos de alcance regional. También se debe encargar de la planificación intercomunal y de las obras de carácter regional o intercomunal, junto con prestar soporte y asesoría técnica para la generación de proyectos y la planificación urbana de las ciudades, pueblos y localidades rurales que lo requieran.

La PNDU propone que los gobiernos regionales tengan mayores atribuciones en materia de desarrollo urbano. En el caso de las áreas metropolitanas, la PNDU propone que exista una autoridad metropolitana, responsable de la planificación metropolitana y del gobierno de los aspectos colectivos o sistémicos de los territorios que conforman el área metropolitana.

En el ámbito comunal es necesario definir qué nuevas atribuciones requieren los municipios y cuáles deben traspasarse desde el nivel comunal al nivel metropolitano. Naturalmente esto requiere cambios en la estructura interna de los municipios.

Por último, la PNDU establece la posibilidad de fusionar ministerios en un Ministerio de la Ciudad, la Vivienda y el Desarrollo Territorial. Este ministerio debe encargarse de las normas y políticas nacionales de planificación y gestión urbana, los proyectos de carácter estratégico nacional y la supervisión del cumplimiento normativo por parte de las regiones y las comunas. También debieran radicarse en el nivel nacional el financiamiento de obras de carácter nacional. En materia de planificación debe quedar en este nivel la planificación de estrategias macro-regional, infraestructura estratégica, obras de escala nacional, ordenamiento territorial de bordes costeros zonas de interés, o áreas protegidas.

Un elemento clave en la definición de la nueva institucionalidad que está en desarrollo es el reconocimiento de la “ciudad” como un fenómeno poblacional, económico-social y cultural en sí, que, en consecuencia, debe tener cabida como tal en la estructura político-administrativa y territorial del país.

El borrador de estos temas pronto se pondrá a disposición de los socios para que opinen sobre su contenido.

    Agregar un comentario