Evaluación de las mejoras ambientales en el transporte público de Santiago (en conjunto con Mariano Pedrosa), Nov 2012

La Cepal contrató el estudio Evaluación de las mejoras ambientales en el transporte público de Santiago, 2007-2010 el año 2011, publicando sus resultados el año 2012. El estudio se centra en la comparación de la situación de Transantiago (TS) al año 2010 con la situación de los buses amarillos proyectada al mismo año (como si el primero no hubiera existido). Para los buses amarillos se adoptan supuestos tendenciales sobre tecnología (emisiones) e infraestructura para transporte público y ambas situaciones comparten el mismo escenario de red metro y de red de autopistas urbanas.

La comparación busca estimar los impactos ambientales (emisiones contaminantes y sus efectos en salud), pero como los cambios en emisiones provienen principalmente de los cambios operacionales en el transporte, el estudio hace un detallado análisis de las diferencias en variables de transporte entre ambos sistemas.

Los resultados indican que en el 2010 dejaron de producirse 29.1 toneladas de PM10 y 22.3 toneladas de PM2.5 como resultado de la implementación de TS y que ello está directamente relacionado con la reducción (19.1%) de los kilómetros totales recorridos por la flota de buses en ese año. Indican además que los siete modos considerados reducen sus emisiones.

La reducción de kilómetros recorridos se explica principalmente:

a) Por la integración tarifaria que permite a la gente combinar con metro por la misma tarifa (lo que se ve claramente en varios puntos de intercambio), reduciéndose la flota de buses y

b) Porque las flotas efectivamente reducen la frecuencia en periodos fuera de punta.

Todos los seguimientos de emisiones realizados a TS reportan reducciones significativas. La diferencia es que en el primer momento éstas se deben a flotas, servicios y coberturas insuficientes, que todos conocimos como parte de un transporte degradado y costoso para sus usuarios.

Pero a tres años de su puesta en marcha, cuando ya se han producido ajustes importantes, el estudio señala que TS empieza a mostrar ventajas relevantes, no solo en aspectos ambientales sino también de transporte, reportando beneficios por MM$ 18.815 y MM$ 194.304 respectivamente (ver otros antecedentes en nota de prensa acá).

 

    Agregar un comentario