Sebastián Seriani – Efectos de la pandemia por Covid-19 en flujos vehiculares y velocidades en la comuna de Lo Barnechea

Autores: Joaquín Espíldora, Sebastian Seriani, socio

Institución: Universidad de los Andes, Chile

A continuación, quisiéramos presentarles los primeros resultados de un estudio de movilidad que hemos realizado en conjunto con el apoyo de la Municipalidad de Lo Barnechea en el contexto de flujos vehiculares y velocidades registrados antes y durante la pandemia por Covid-19 en nuestro país.

Durante el período del 2 de abril 2019 hasta el 8 de octubre 2020 en un día laboral (lunes a viernes), la comuna de Lo Barnechea ha presentado una importante reducción del flujo vehicular (motorizado) en sus calles. El resumen se muestra en la Tabla 1, en donde los resultados obtenidos para el flujo vehicular (por día) son obtenidos de nueve radares (de tipo pedagógicos con visor encendido), instalados en calles representativas de la comuna. Analizando los resultados, el promedio del flujo diario disminuyó casi en un 15% desde que se conoció el primer caso de Covid-19 en Chile, cifra que no era esperable ya que no existía ninguna norma sanitaria que prohibiera la movilidad en esas fechas. Luego, cuando la comuna estaba en un período de cuarentena total, los flujos disminuyeron en un 50% en comparación al período con pandemia y sin cuarentena, y en casi un 60% en comparación al período sin pandemia. Estos últimos resultados pueden ser esperables debido a que las autoridades habían decretado medidas de mayor restricción de la movilidad, las cuales lógicamente repercuten en el flujo vehicular.

Tabla 1. Flujo vehicular diario para todo el periodo de análisis (veh/h)

Situación ComunaPromedio de FlujoMáx. de FlujoDesviación estándar de Flujo
Sin Pandemia4451852405
Con Pandemia, Sin Cuarentena3801781376
Con Pandemia, Con Cuarentena1881365214

Asimismo, a continuación, en laTabla 2 se muestran los resultados obtenidos para la velocidad instantánea media diaria de los vehículos (motorizados) en las calles con radares de la comuna. Analizando el promedio de la velocidad instantánea media diaria en la Tabla 2, se puede apreciar que esta aumentó en un 1.6% desde que partió la pandemia. En el período con cuarenena esta cifra aumentó aún más, llegando a un 2.4% desde que partió la pandemia. También los máximos de velocidad instantánea media diaria aumentaron en 2.3% en comparación al período sin pandemia. Este aumento debe analizarse en detalle (por ejemplo, por hora de medición y compararla con la cantidad de contagios para ver si hay alguna relación), pues sabemos que la velocidad se relaciona exponencialmente con la fatalidad del accidente.

Tabla 2. Velocidad instantánea media diaria para todo el periodo de análisis (km/h)

Situación ComunaPromedio de Vel. MediaMáx. de Vel. MediaDesviación estándar de Vel. Media
Sin Pandemia50,0789,9310,03
Con Pandemia, Sin Cuarentena50,8786,509,24
Con Pandemia, Con Cuarentena51,3192,259,60

Finalmente, un análisis interesante de estos primeros resultados del estudio muestra los valores de flujo y velocidad promedio de vehículos (motorizados) para cada calle donde se instaló un radar. En la Ilustración 1, se observa un ejemplo en una de las calles más transitadas de la comuna, en donde a medida que aumenta el flujo vehicular la velocidad promedio de los vehículos disminuye, hasta llegar a un punto donde la velocidad disminuye más que proporcionalmente. Analizando los datos se puede ver que aproximadamente a 1800 veh/h se podría definir la capacidad de esa calle, ya que la calle no permite más flujo y este comienza a volverse inestable. 

Ilustración 1. Gráfico flujo (veh/h) vs velocidad media (km/h) para Av. Los Trapenses Oriente

A partir de este estudio realizaremos futuras investigaciones para identificar el efecto de la pandemia en la movilidad activa, entendida como los modos caminata y bicicleta, principalmente. Esto ya que la pandemia nos deja la “puerta abierta” para pensar la movilidad de otra manera, priorizando modos más sustentables, que pueden además evitar nuevos contagios.

En conclusión, la academia, industria y sector público tienen un rol fundamental, y puede colaborar en conjunto para facilitar estudios relacionados a la pandemia que sean necesarios para dar sustento científico a la futura implementación de soluciones a nivel de políticas públicas o bien mediante iniciativas locales de apoyo para la construcción de infraestructura de transporte sustentable.

Agregar un comentario