Cambios en los Paradigmas de la Generación de Planes Maestros de Movilidad

Históricamente una de las principales tareas del Programa de Vialidad y Transporte Urbano Sectra, en su rol planificador de los sistemas de transporte, ha sido la generación de planes de inversión en movilidad, lo que ha permitido mantener desde hace más de 25 años carteras de proyectos de vialidad urbana estructurante en más de 22 ciudades del país. El objetivo de estos planes ha sido mejorar las condiciones de movilidad, a partir de los escenarios de desarrollo urbano previstos para cada ciudad.

La metodología para conformar los planes se ha ido enriqueciendo a lo largo de los años con la experiencia acumulada, y hoy en día se consideran como etapas indispensables en el desarrollo de los planes la formulación de una visión objetivo para cada ciudad, la consideración de proyectos y medidas para todos los modos, con énfasis en la movilidad sustentable, y la incorporación de análisis ambientales y multicriterio, complementarios a las metodologías tradicionales de evaluación social aprobadas por el Sistema Nacional de Inversiones. Es importante mencionar también que en su formulación tradicionalmente se ha invitado a participar a otros organismos que intervienen en la planificación y ejecución de proyectos urbanos.

Para dimensionar la importancia que han tenido estos planes en el desarrollo y evolución de la movilidad a lo largo del territorio nacional se puede mencionar, por ejemplo, que actualmente el 80% de la inversión en proyectos de vialidad urbana estructurante gestionados por el MINVU provienen de los planes maestros.

No obstante lo anterior, en los últimos años hemos sido testigos de cambios importantes en la forma de ver y entender el desarrollo de la ciudad, no sólo por parte de especialistas en los temas urbanos y de transporte, sino que también a través de una sociedad cada vez más empoderada y consciente de la importancia de hacer valer su opinión en temas tan sensibles como son  la movilidad, la calidad y el uso del espacio público y la sostenibilidad.

Es por esto que se abre la necesidad de generar cambios en las metodologías tradicionales con que se ha abordado la construcción de los planes de inversión en movilidad, incorporando nuevas estrategias de participación ciudadana, profundizando el involucramiento de los organismos relevantes en el desarrollo de la planificación territorial, y dando aún una mayor relevancia a la sustentabilidad de los proyectos incorporados en los planes. Uno de los grandes desafíos tanto en la generación de los planes como en su posterior implementación, es lograr un acuerdo con los diversos entes que conforman la sociedad, de tal forma que podamos privilegiar proyectos y medidas que aporten al bien colectivo, pero que en muchos casos pueden ser discordantes con el bien individual.

Otro aspecto importante a considerar es que este proceso no debe acotarse de ninguna manera solo al sector transporte, ya que la estrecha relación entre movilidad, desarrollo social y económico, urbanismo y sostenibilidad, entre otros aspectos, plantean el desafío de una planificación intersectorial y multinivel, de tal forma que la sociedad en su conjunto pueda hacerse parte de este proceso y de esta forma poder asegurar la continuidad del ciclo de vida de los proyectos y medidas que conformarán cada plan.

En este sentido, Sectra está explorando diversas fórmulas que permitan considerar todas estas variables al momento de construir cada plan, en un proceso que será único y exclusivo para cada ciudad,  de acuerdo a las particularidades inherentes de cada una.

Como parte de la aplicación de este nuevo cambio de paradigmas, actualmente estamos llevando a cabo los procesos de construcción de los planes de movilidad para Santiago y Concepción. En el primer caso, se está invitando a distintos actores, tanto del ámbito público, académico, privado y de organizaciones no gubernamentales, a la generación de un pacto, que se constituya como  una herramienta de consenso político y social, y que a través de un proceso participativo y deliberativo, puedan establecer criterios comunes, los cuales esperamos que se traduzcan no sólo en un conjunto de proyectos tradicionales de infraestructura, sino que también en compromisos, agendas y medidas que permitan alcanzar el objetivo de mejorar la movilidad y la accesibilidad de personas y bienes, teniendo en consideración preceptos sostenibles, equitativos y de justicia espacial.

En el caso Concepción, el Plan se está abordando a través de un estudio licitado recientemente, y considera tres niveles de participación: técnico, social y político, con una estructura organizada que permita un proceso de toma de decisiones que incluye los actores relevantes de cada nivel, y en que Sectra actúa como el organismo que articula, consolida, facilita,analiza y desarrolla. Estas instancias de participación se mantendrán a lo largo de todo el proceso de desarrollo del plan.

Por otra parte, estamos reforzando la importancia de la evaluación ambiental de los planes, a través de su incorporación en etapas tempranas de su desarrollo, y no sólo al término del proceso como un análisis complementario aplicado al plan definitivo. Dicho en otras palabras, la sostenibilidad debe ser un objetivo relevante a conseguir a través del plan, y no sólo uno más de posibles resultados de la configuración de la cartera de proyectos definida.

¿Cómo vamos a continuar con el proceso de actualización de planes en otras ciudades? Si bien el futuro cercano se ve tremendamente impactado por las contingencias sociales y sanitarias, los planes deben seguir desarrollándose con una mirada a largo plazo, intentando recoger las diversas experiencias  adquiridas, y aprendiendo de los errores que han ido quedando en evidencia. Para esto necesitamos involucrar la mayor cantidad de actores posibles que nos puedan aportar con su visión para enriquecer el nuevo enfoque que se debe dar a cada proceso, promoviendo la innovación desde la consultoría y la academia, involucrando profesionales de diversa áreas, como por ejemplo de las ciencias sociales, e incluso incorporando el uso de nuevas herramientas tecnológicas que puedan apoyar esta nueva forma de hacer ciudad entre todos.

Agregar un comentario