Boletín 81, mayo 2019

La ingeniería de transporte chilena suele reconocerse como de muy alto nivel, pero presenta también importantes espacios de mejora, tal como quedó en evidencia en el plenario SOCHITRAN del pasado 26 de abril. Se identificaron múltiples ámbitos de mejora, desde mejorar aspectos administrativos de los contratos con el Estado hasta aumentar el nivel de innovación de parte de los consultores en el desarrollo de los proyectos. Quizás la conclusión más importante es que existe interés de los distintos involucrados -contratantes, consultores y formadores- en abordar la problemática y que SOCHITRAN ha recogido el guante y se ha ofrecido a generar los espacios iniciales de conversación necesarios para aumentar el estándar de la industria.

Quizás un ejemplo que rescata algunas buenas prácticas de la industria es el estudio de consultoría que desarrolló la UOCT y que culminó con la incorporación de contribuciones de la investigación nacional en las nuevas versiones de Transyt, uno de los softwares de optimización de redes semafóricas más usados.

Los invito a leer estas columnas preparadas por nuestros socios y a enviar sus comentarios y contribuciones.

Agregar un comentario