Editorial Boletín 94

Después de 16 años, el Congreso Chileno de Ingeniería de Transporte vuelve a Valparaíso. El evento organizado por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso está programado para el 25 – 27 de octubre de 2021. Este congreso, el vigésimo organizado por Sochitran, tendrá varios condimentos que lo harán especial. Primero, es posible que los efectos disruptivos de la pandemia por COVID-19 no se hayan disipado del todo. Como fue anunciado esta semana, la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia nos obligará a evaluar la situación durante los primeros meses de 2021, momento en que se confirmará la fecha ya programada o se anunciará un retraso si la situación sanitaria no permite la realización del encuentro en octubre. Por otra parte, como la movilidad (tanto global como local) no es precisamente una actriz de reparto, sino que más bien una de las protagonistas en esta pandemia, esperamos ver e incentivamos la presentación de trabajos sobre la movilidad en pandemia, además de discutir efectos relacionados en el uso de suelos y en el mercado del trabajo, entre otros. 

Segundo, estaremos en las últimas semanas antes de la elección presidencial y en medio del trabajo de la Convención Constitucional, por lo que será un año intenso en cuanto a discusión de temas de transporte, en que las miradas de corto y largo plazo para Chile se van a entrelazar. Estas discusiones sin dudas van a estar presentes en nuestro congreso y requieren un programa que, aparte de las tradicionales sesiones de presentación de artículos científicos y proyectos, se haga cargo de generar instancias de discusión sobre el transporte en el futuro del país, en un momento tan trascendental para el desarrollo de nuestra nación.

Agregar un comentario